statcounter

martes, 10 de abril de 2012

Gulpiyuri y los bufones

 ¿Qué están mirando estas personas?


Pues están mirando Gulpiyuri. Y aunque no lo parezca, es una playa.
Gulpiyuri, que significa "círculo de agua", está situada en el concejo de Llanes (en la costa oriental asturiana), al norte de la localidad de Naves.
Y no es una playa cualquiera, desde ella escuchas y sientes el mar, pero no lo ves.
¿Sorprende, eh? Es una playa interior, unos 100 metros tierra adentro, y sin embargo, puedes darte un buen chapuzón.
Como véis, hasta que no estás a sus pies, no verás más que hierba, ya que está metida hacia dentro y entre las praderas. Así sorprende aun más a sus visitantes, que no la divisan hasta que no están justo sobre ella. 
Una imagen vale más que mil palabras...

El truco es que el agua del mar entra por una especie de túneles naturales formados debido a la erosión en la roca caliza.
Así se ve desde la parte de arriba:


Y de esta forma es como entra el mar, y lo oyes pasar como un sifón. Si hay marea alta, la playa puede llenarse casi completamente de agua.

video

Gulpiyuri está rodeada de prados, a ella se puede acceder solamente a pie, desde la cercana playa de San Antolín, bordeando el acantilado, o dejando el coche en un pequeño aparcamiento junto a la carretera, y caminando unos 500 metros.


Si subes a la zona más alta del prado, podrás disfrutar (ahora sí) de la vista del mar y la brisa marina. Y si tienes suerte, puedes encontrarte por allí a algunos habitantes de la zona





Esta playa es ideal para los que no les gusta la arena, ya que puedes tumbarte tranquilamente en la hierba después de tomarte un bañito. También es adecuada para ir con peques, porque no cubre mucho, y al ser un sitio pequeño es fácil tenerlos controlados.
No hay muchas playas como Gulpiyuri, de hecho ha sido declarada Monumento Natural.
Normalmente es un sitio muy tranquilo al estar un poco escondida, gracias a lo que se conserva en muy buen estado. Aunque cada vez va conociéndola más gente. 
Esperemos que quien consiga encontrarla, cuide de este magnífico entorno. Allí no hay bares, papeleras, ni ningún otro servicio. Cada persona debe llevarse su basura consigo, tratemos de mantener las zonas naturales cuidadas.

Mucha gente la denomina como un lugar mágico, realmente es una joya de la naturaleza, no dejes de ir a verla si pasas cerca.



Y ya que estás por la zona, aprovecha también para ver los bufones, donde escucharás al mar respirar y soplar, y si tienes suerte (normalmente con marea alta), lo verás salir de la tierra como un geiser. El agua de mar aprovecha agujeros para salir a la superficie con fuerza, son como chimeneas creados en las rocas debido a la erosión tanto del oleaje como de la lluvia. 



Eso sí, hay que tener cuidado, ya que la fuerza del agua es capaz de arrastrar a una persona. Si saltan mucho, es mejor verlos desde una distancia prudencial.
Si no llega a saltar el agua, ya que para ello deben juntarse varias condiciones, como que haya marea alta y que el mar esté bravo... igualmente podrás sentir el aire pasando a través de estos agujeros, y es algo impresionante.





Una pena que este vídeo no tenga sonido... porque oír bramar el agua cuando sube es algo increíble.

video

Puedes disfrutar de los bufones en tres zonas de Llanes:
- Bufones de Arenillas: a 1 km de Puertas de Vidiago
- Bufones de Santiuste: en Castro de Santiuste, dejando el coche a unos 3km de Buelna.
- Bufones de Pría: caminando desde la playa de Guadamía.


Y aquí tienes una recomendación de alojamiento en Llanes, y otra en pleno Parque Natural de Redes.


Regalos de la naturaleza, para sentir... 


Fotos y vídeos: El verbo Regalar

6 comentarios :

  1. alucinada estoy con esta maravilla de la naturaleza!!!!!
    me encantan este tipo de playas reconditas y especiales...pero esta es simplemente maravillosa!
    ademas las chimeneas de agua...me han recordado al parque de timanfaya en lanzarote, pero eso son geishers de los volcanes,
    un espectaculo y por supuesto que si voy a llanes, no parare hasta encontrar esa zona!!!
    gracias por descubrirla!
    un besote
    carol

    ResponderEliminar
  2. La verdad que es algo peculiar y muy llamativo. Es bonito encontrar estas pequeñas joyas que la naturaleza nos ofrece...
    Próximas vacaciones... a Asturias! :)

    ResponderEliminar
  3. Nosotros tenemos pendiente la ruta a los bufones de Pría, lo que pasa que siempre que planeamos...llueve! pero está en la agenda! genial entrada!

    ResponderEliminar
  4. Hay que ir con mucha paciencia, porque nunca sabes cuándo los vas a encontrar a tope... Yo he ido varias veces y sólo conseguí verlos una de ellas. Pero me impresiona y me gusta igual sentir el ruido del aire saliendo, aunque no haya chorro de agua.
    Cuando el mar esté bravo... ¡a ver los bufones!

    ResponderEliminar
  5. Yo también quiero ir!!! Me encantan estas entradas, donde nos descubres sitios chulos.

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario sabio!